Onlyfans: el proletariado sexual de internet

21 minutos de tiempo de lectura

Con más de 120 millones de usuarios, Onlyfans es un fenómeno en las redes sociales. Esa plataforma creada en 2016 por un empresario británico para que los famosos compartieran con sus seguidores material exclusivo de su vida personal, se ha transformado en un exitoso proveedor de contenido sexual para adultos. Y es la gente normal la que ha encontrado en Onlyfans un medio para subsistir o completar sus ingresos e incluso para enfrentar sus inseguridades físicas. La novedad con Onlyfans, dice el sociólogo francés Fred Pailler, es la captación del trabajo sexual por las aplicaciones y plataformas digitales.

Mayo 24 / 21


PARÍS, Francia.- Cuando abrió su página personal en Onlyfans, Lovia, una francesa de 24 años, estaba lejos de imaginarse que publicar contenido “erótico y soft porn” -como ella misma lo define- se convertiría en su principal fuente de ingresos dos años después.

Hoy, con la venta de sus fotos y videos íntimos, la joven de ojos claros y cabello rojo gana alrededor de dos mil euros mensuales (poco menos de dos mil 500 dólares al tipo de cambio actual). Tiene entre 100 y 500 suscriptores y su ingreso es muy variable, pero éste le ha permitido dejar atrás su precaria vida de gogo dancer en un club de striptease del sur de Francia. Los horarios nocturnos agotadores, los ingresos a veces nulos por la falta de clientes durante el invierno y los gastos de gasolina ya sólo son un recuerdo.

Lovia -que prefiere identificarse con este pseudónimo- cuenta por teléfono a Underground cómo Onlyfans le ha cambiado la vida. “Gracias a este nuevo ingreso, me mudé a una casa más grande, con mi propio cuarto para trabajar. Me compré un nuevo teléfono así como un anillo de luz”, el accesorio indispensable de iluminación para dar un toque profesional al contenido que sube a las redes sociales. “Me siento bien”, resume la joven que, como decenas de miles de internautas, se convirtió en creadora de contenido sexual remunerado a través de Onlyfans.


SUSCRÍBETE PARA SEGUIR LEYENDO ESTA NOTA

DETRÁS DE LA HISTORIA

La multiplicación de las aplicaciones digitales nos permiten ahora pedir comida a domicilio, trabajar de taxista, buscar pareja sentimental, ubicarnos en cualquier punto del planeta o escuchar música. Invaden hasta las partes más íntimas de nuestra vida y muchas veces con fines lucrativos incitándonos a comercializar – o ‘monetizar’ – nuestras existencias.

Me enteré de la existencia de Onlyfans navegando por las redes sociales. Ahí constaté que varios usuarios tienen una cuenta pública, en Instagram o Twitter, en la que comparten sus opiniones o fotos de su vida común y corriente. Y que, aparte, proponen contenido por suscripción que, en muchos casos, es sólo para adultos.

De ahí surgió la duda de cómo estas personas -que pueden ser empleados, estudiantes o, en todo caso, que no son famosos o que no se identifican como sexoservidores- conciliaban su vida “cotidiana” con esta segunda actividad de creadores de contenido para adultos. Y más aún: hasta qué punto Onlyfans es o no una herramienta de empoderamiento.

Copyright ©️ Todos los derechos reservados para Underground | Periodismo Internacional. Queda prohibida la publicación, edición y cualquier otro uso de los contenidos de Underground sin previa autorización.

Quizá también te interese

Underground Periodismo Internacional guerra drogas Filipinas Duterte
Underground Periodismo Internacional Filipinas narcotráfico Hannah Reyes
Underground Periodismo Internacional Pandemia abuso laboral textil
Underground Periodismo Internacional mexicanos violencia El Bronx
Underground Periodismo Internacional cirugías transgénero comunidad LGBTIQ+
Drogas Afganistán Metanfetamina Efedra
EZLN Europa Bernard Duterme Underground Periodismo Internacional
Underground Periodismo Internacional Entrevista Mona Lisa von Allenstein
Underground Periodismo Internacional Artículo 19 ONG AMLO Entrevista Jean-Paul Marthoz
Underground Periodismo Internacional Médor GBL droga
underground-periodismo-internacional-Teun-Voeten-narcoviolencia-marco-appel
underground-periodismo-internacional-extinction-rebellion-cambio-climatico-yetlaneci-alcaraz
underground-periodismo-internacional-jovenes-sueños-rotos-pandemia-octavio-guzman
underground-periodismo-internacional-japon-ancianos-prision-josep-solano
underground-periodismo-internacional-jovenes-sueños-rotos-pandemia-futbol-yetlaneci-alcaraz
underground-periodismo-internacional-iran-8m-mujeres
underground-periodismo-internacional-un-violador-en-tu-camino-Yetlaneci-Alcaraz
underground-periodismo-internacional-violencia-policial-francesa-Valentin-Gendrot
underground-periodismo-internacional-transparencia-INAI-mexico
underground-periodismo-internacional-Italia-latinoamericanos-COVID
Underground Periodismo Internacional Pandemia COVID-19
Underground Periodismo Internacional Ucrania Mariya Horpynych