Polonia: la tierra del rechazo

22 minutos de tiempo de lectura

En el sureste de Polonia varias regiones se han declarado libres de “ideología LGBT”. Enfrentándose al desprecio político y social, los jóvenes no heterosexuales de la región están empezando a defenderse de los insultos y la violencia. Y pagan por ello las consecuencias.

Agosto 14 / 21


PULAWY/LUBLIN, Polonia.- “¿Qué hacen? ¡Voy a llamar a la policía!”, grita desesperada la madre de Dawid Socha. El grupo de hombres sale corriendo de su jardín mientras dejan más de un centenar de panfletos tirados en el suelo. En las paredes hay decenas de pegatinas pegadas. La propaganda está llena de contenido homófobo que culpa del abuso de menores de edad a los homosexuales. Al darse la vuelta, la mujer descubre una pintada hecha con spray. Es una cruz celta, un símbolo de los nacionalistas de ultraderecha polacos. El mensaje para su hijo está claro: homosexual, no eres bienvenido.

“Son un grupo de homófobos activos, reclutados entre los hooligangs del fútbol y los nacionalistas”, explica Dawid Socha, sentado en la terraza de un tranquilo café en el centro de Puławy. El joven estudiante polaco de 19 años —alto, delgado y con media melena recogida en una cola— vive en esta pequeña localidad en la región conocida como Voivodato de Lublin, al sureste de Polonia. Socha es abiertamente homosexual y se ha implicado en el activismo a favor de los derechos de las mujeres y de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT). El precio que paga por ello es alto.


SUSCRÍBETE PARA SEGUIR LEYENDO ESTA NOTA

DETRÁS DE LA HISTORIA

La primera parada de mi viaje a Polonia fue Varsovia, donde fui sorprendido por un enorme cartel publicitario de una empresa audiovisual que mostraba su apoyo a las personas LGBT. A lo lejos, el emblemático Palacio de la Cultura y la Ciencia estaba iluminado por los colores del arcoíris. Más impresionante me resultó el contraste con la zona alrededor de Lublin, donde poner un pequeño cartel a favor de los derechos LGBT puede suponer un peligro para quien lo hace. Pese a la situación que vive esa localidad, me sorprendió especialmente el buen humor que los entrevistados mostraban durante las conversaciones. Aún resuenan en mi cabeza las fuertes carcajadas de Natalia Obrycka al ser preguntada por sus planes de boda.

Copyright ©️ Todos los derechos reservados para Underground | Periodismo Internacional. Queda prohibida la publicación, edición y cualquier otro uso de los contenidos de Underground sin previa autorización.

Quizá también te interese

Underground Periodismo Internacional guerra drogas Filipinas Duterte
Underground Periodismo Internacional Filipinas narcotráfico Hannah Reyes
Underground Periodismo Internacional Pandemia abuso laboral textil
Underground Periodismo Internacional mexicanos violencia El Bronx
Underground Periodismo Internacional cirugías transgénero comunidad LGBTIQ+
Drogas Afganistán Metanfetamina Efedra
EZLN Europa Bernard Duterme Underground Periodismo Internacional
Underground Periodismo Internacional Entrevista Mona Lisa von Allenstein
Underground Periodismo Internacional Médor GBL droga
underground-periodismo-internacional-Teun-Voeten-narcoviolencia-marco-appel
underground-periodismo-internacional-jovenes-sueños-rotos-pandemia-octavio-guzman
underground-periodismo-internacional-japon-ancianos-prision-josep-solano
underground-periodismo-internacional-jovenes-sueños-rotos-pandemia-futbol-yetlaneci-alcaraz
underground-periodismo-internacional-violencia-policial-francesa-Valentin-Gendrot
underground-periodismo-internacional-Italia-latinoamericanos-COVID
Underground Periodismo Internacional Pandemia COVID-19
Underground Periodismo Internacional Ucrania Mariya Horpynych