También nos merecemos ternura

25 minutos de tiempo de lectura

El pasado 30 de diciembre Argentina legalizó el aborto, lo que representó un triunfo para los colectivos de mujeres que durante décadas lucharon por ello. Sin embargo, la legislación por sí sola no cambiará la realidad. Eso lo saben muy bien las activistas de Socorristas en red, quienes desde hace años han acompañado a miles de mujeres en su decisión de abortar y -como nadie- entienden que no basta con suministrar un medicamento. La decisión requiere de un acompañamiento y comprensión inexistentes en el sistema de salud tradicional.

BUENOS AIRES, Argentina.- Justo después de que el pasado 30 de diciembre el poder legislativo en Argentina hiciera historia al votar a favor de la legalización del aborto, Estefanía, de 32 años, se enteró que estaba embarazada. La noticia le cayó como un balde de agua helada y la colocó al borde de la desesperación. Con dos hijos ya y una situación económica precaria, su nuevo estado le trajo todo menos felicidad.

¿Cómo pudo haber pasado si siempre fue tan meticulosa con las pastillas anticonceptivas?, se preguntaba. Repasó el último mes. No pudo identificar ningún error, ningún olvido. Quizás, quiso creer, la prueba de embarazo falló. Volvió a la farmacia, compró otro test y regresó a su casa. Positivo. Compró tres más. Positivo, positivo, positivo. No quedaban más opciones que pedir ayuda.

Hasta el 29 de diciembre de 2020 -unos días antes de enterarse de su embarazo- el aborto era ilegal en Argentina. La práctica -bajo la figura de “Interrupción Legal del Embarazo” (ILE)- sólo se permitía para casos en los que corriera riesgo la salud de la mujer o en aquellos resultados de una violación.

Pero para el momento en que Estefanía, originaria de San Francisco en la provincia de Córdoba, requirió de “ayuda” ya era una realidad, un derecho alcanzado por las mujeres argentinas. La joven mujer acudió al hospital de su comunidad sin haber conversado con nadie del tema. No paraba de llorar y de repetir a los médicos que no tenía trabajo, que estaba segura que no iba a poder mantener a otro hijo.

SUSCRÍBETE PARA SEGUIR LEYENDO ESTA NOTA

DETRÁS DE LA HISTORIA

Hace algunos años, cuando la posibilidad de que el aborto fuera legal en Argentina, una amiga -que siempre había estado en contra de la interrupción volntaria del embarazo- me llamó para preguntarme cómo ayudar a otra amiga suya que estaba embarazada y no quería tenerlo. Me senté en Google y encontré un manual digital con información sobre misoprostol y un número de teléfono. Así supe que existían mujeres que se denominaban a sí mismas como “socorristas”.

Fueron ellas -entre tantas otras- las que dieron los primeros pasos para conseguir que el 29 de diciembre del 2020 el Congreso argentino aprobara la ley 26.529. Pero su aporte fue un paso allá: no solamente discutieron sobre derechos desde un punto de vista teórico y legal, sino que pusieron el cuerpo y acompañaron a las mujeres que decidieron abortar en las condiciones más adversas y cuando todavía era un tema tabú limitado a algunos espacios feministas o académicos.

Por eso, la primera inquietud que motivó esta nota fue conocer su historia y saber cómo continuarán a partir de ahora. Cuando le consulté a una colega con quién me convenía hablar, me recomendó a Nadia Mamani, una de las pioneras de Socorristas en red en Neuquén y que hoy vive en Buenos Aires. Nadia, después de la entrevista, me sugirió hablar con Emilia Pioli, quien trabaja desde San Francisco, en Córdoba. Sus testimonios son la muestra de que los derechos se conquistan y se defienden.

Copyright ©️ Todos los derechos reservados para Underground | Periodismo Internacional. Queda prohibida la publicación, edición y cualquier otro uso de los contenidos de Underground sin previa autorización.

Quizá también te interese

Underground Periodismo Internacional guerra drogas Filipinas Duterte
Underground Periodismo Internacional Filipinas narcotráfico Hannah Reyes
Underground Periodismo Internacional Pandemia abuso laboral textil
Underground Periodismo Internacional mexicanos violencia El Bronx
Underground Periodismo Internacional cirugías transgénero comunidad LGBTIQ+
Drogas Afganistán Metanfetamina Efedra
EZLN Europa Bernard Duterme Underground Periodismo Internacional
Underground Periodismo Internacional Entrevista Mona Lisa von Allenstein
Underground Periodismo Internacional Artículo 19 ONG AMLO Entrevista Jean-Paul Marthoz
Underground Periodismo Internacional Médor GBL droga
underground-periodismo-internacional-Teun-Voeten-narcoviolencia-marco-appel
underground-periodismo-internacional-extinction-rebellion-cambio-climatico-yetlaneci-alcaraz
underground-periodismo-internacional-jovenes-sueños-rotos-pandemia-octavio-guzman
underground-periodismo-internacional-japon-ancianos-prision-josep-solano
underground-periodismo-internacional-jovenes-sueños-rotos-pandemia-futbol-yetlaneci-alcaraz
underground-periodismo-internacional-iran-8m-mujeres
underground-periodismo-internacional-un-violador-en-tu-camino-Yetlaneci-Alcaraz
underground-periodismo-internacional-violencia-policial-francesa-Valentin-Gendrot
underground-periodismo-internacional-transparencia-INAI-mexico
underground-periodismo-internacional-Italia-latinoamericanos-COVID
Underground Periodismo Internacional Pandemia COVID-19
Underground Periodismo Internacional Ucrania Mariya Horpynych