Colectivo mexicano abre en Suiza muestra de cine experimental

Los Ingrávidos presentarán su trilogía Tonalli con el acompañamiento sonoro de la también mexicana Concepción Huerta
Imagen de la película Tonalli. Cortesía de Los Ingrávidos

CIUDAD DE MÉXICO.- El festival de cine y video experimental más grande de Suiza, Videoex, abrirá su edición 2024 con la presentación del trabajo artístico del Colectivo Los Ingrávidos de México. 

Videoex, financiado por el Departamento de Cultura de Suiza, se lleva a cabo en Zurich y tendrá una duración de 10 días. El jueves 23 de mayo será inaugurado con la exhibición de Tonalli, filme de Los Ingrávidos al que se unirá la propuesta sonora de la productora mexicana Concepción Huerta.

Dicha proyección sucederá como parte de una revisión de la obra de los autores, la cual se complementará con otras tres de sus piezas que serán presentadas a lo largo del festival: Tierra en trance, We the People y The Sun Quartet.

Colectivo Los Ingrávidos es una agrupación artística proveniente de Tehuacán, Puebla, dedicada a la producción de cine experimental. Éste fue creado en 2012, año en que tuvo lugar el movimiento #YoSoy132, cuando la crítica al aparato mediático se endureció debido al contexto político mexicano. Desde entonces, Los Ingrávidos producen material fílmico que reivindica “la desarticulación de la gramática televisiva y cinematográfica”.

Tonalli, de cincuenta minutos de duración, es una realización fílmica concebida como una trilogía. En palabras de sus creadores, ésta expone “un collage individual que combina el poder del filme con los poderes mágicos de la luna, el sol y el fuego, buscando revivir las fuerzas naturales de la cosmovisión mexica”.  La consideran también “una nueva forma de resistencia que permite suscitar arritmias y trances singularizados para afrontar los desastrosos enfoques cognitivos y perceptivos de la actualidad”.

Usando antiguas cámaras suizas Bolex y película de 16 milímetros superpuesta, el colectivo construye las tres partes de su propuesta visual: primero la preparación en la Guerra florida; después Tlecáxitl, la emulación de un brasero ceremonial donde se observan las distintas lunas; y finalmente la radiación solar que representa a Tonalli, la energía vital que tiene cada ser y objeto del mundo. Además, exponen una pieza que “demarca el pulso mítico de la obra”, El nido del sol.

A nivel sonoro, Tonalli se articula originalmente con lo que el colectivo llama “serialismo cinético”, es decir la importancia del movimiento. El sonido de tambores que acompaña al video original crea una sinergia junto con el movimiento visual, lo que lleva a un estado de trance. El sonido es un elemento importante para demostrar el sentido de las imágenes, por lo que la participación de la productora mexicana Concepción Huerta se vuelve fundamental en la versión del festival.

La propuesta de Tonalli tiene una relación especial con la imagen sonora, en un sentido de unidad con la imagen visual, ¿cuál consideran que será el aporte de la productora Concepción Huerta a la totalidad de la obra?, pregunta este reportero por escrito a uno de los integrantes del colectivo, que prefirió no ser citado y tampoco conversar por teléfono o en persona (en línea con la postura del grupo artístico en contra de “las ominosas exigencias algorítimicas de identificación”).

Estamos verdaderamente entusiasmados y felices por la posibilidad de que Concepción Huerta haya aceptado compartir con nosotros su prodigioso trabajo sonoro.

Nuestro trabajo es eminentemente audiovisual. La importancia con que pensamos la dimensión sonora y musical de nuestras piezas es radicalmente estructural al momento de realizar la filmación, edición y montaje de las imágenes. Así que cuando nos hicieron saber que Concepción se haría cargo de sonorizar Tonalli, no pudimos más que sentirnos enormemente honrados, con el deseo de estar presentes durante su actuación, que estamos seguros será de una profundidad y trascendencia primordial. Sin duda, su participación impactará sonoramente en la recepción y comprensión de nuestra obra.

A través de la experimentación de las texturas, de los sonidos grabados y la manipulación analógica de estos, Concepción Huerta lleva a la exploración emocional y la creación de narrativas internas. El sonido, en su propia visión, es un proceso de manipulación para crear atmósferas inmersivas, es decir, el sonido se vuelve la herramienta con la que ella manifiesta sus emociones mediante la construcción de narrativas que ha descrito como un diseño sonoro más cinematográfico.

La participación del colectivo mexicano en Videoex se suma a otras que ha tenido en el año y que tendrá en próximas fechas en Europa. Se han realizado revisiones de su obra en diversos foros y festivales de esa región y actualmente presenta cuatro películas en exhibición en la Kunsthallewien, una galería de arte en Viena, Austria.

Edición: Marco Appel

Ricardo Sánchez Hernández forma parte del programa de impulso a estudiantes de periodismo de Underground Periodismo Internacional.

Esta obra está bajo licencia libre CC BY-SA 4.0

Otras historias