Señora von der Leyen, nosotros no olvidaremos

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante una conferencia de prensa el 28 de octubre de 2021. Foto: Comisión Europea

Por David Cronin*

Ursula von der Leyen debe estar esperando que todo el mundo tenga muy poca memoria.

En las últimas semanas, la presidenta de la Comisión Europea ha fingido que le importan las vidas de los palestinos.

El 1 de marzo -el día después de que Israel masacrara al menos a 118 personas mientras esperaban comida- von der Leyen afirmó sentirse “perturbada” por las imágenes de Gaza.

Desde entonces, ha prometido hacer todo lo posible para que la ayuda humanitaria llegue a los palestinos.

En contra de lo que pueda esperar von der Leyen, somos muchos los que no olvidamos las cosas fácilmente.

No hemos olvidado octubre de 2023.

No hemos olvidado cómo al principio de la guerra genocida de Israel contra Gaza, Ursula von der Leyen se puso del lado de Israel.

No hemos olvidado cómo la Comisión Europea dispuso que la fachada del Berlaymont, su sede aquí en Bruselas, se iluminara con una enorme bandera israelí.

No hemos olvidado cómo Ursula von der Leyen visitó a Benjamin Netanyahu y a otros altos políticos israelíes.

No hemos olvidado cómo Ursula von der Leyen prometió total solidaridad a Israel en un momento en que los ministros de su gobierno describían a los palestinos como “animales humanos” y ordenaban que se les privara de alimentos, combustible y agua.

Tampoco hemos olvidado noviembre de 2023.

No hemos olvidado cómo Ursula von der Leyen conmemoró el 85º aniversario de la Kristallnacht difundiendo una fotografía suya en el monumento al Holocausto de Berlín.

No hemos olvidado que Ursula von der Leyen utilizó el lema “nunca más es ahora”.

No hemos olvidado que con ello Ursula von der Leyen abusó del Holocausto.

Es vacío e hipócrita utilizar el eslogan “nunca más es ahora” a menos que realmente se quiera decir que nunca más debe producirse un holocausto.

En este mismo momento, se está llevando a cabo un holocausto en Gaza.

No hemos olvidado cómo Ursula von der Leyen facilitó un holocausto en Gaza al ofrecer su apoyo total a Israel, el Estado que está llevando a cabo ese holocausto.

La Kristallnacht fue un malvado episodio de destrucción masiva dirigido contra los judíos en Alemania.

Para la población de Gaza, cada noche es una Kristallnacht o incluso algo peor.

Durante más de cinco meses, Israel ha estado infligiendo destrucción masiva en Gaza.

Israel ha podido salirse con la suya porque varios gobiernos poderosos le han proporcionado armas y le han dado cobertura diplomática.

Estados Unidos es el principal facilitador del holocausto en Gaza.

Pero no es el único.

Alemania está prestando una gran ayuda a Israel en el Tribunal Internacional de Justicia, que en enero dictaminó que hay un caso de posible genocidio contra los palestinos.

No hemos olvidado que Alemania es experta en cometer genocidios.

No hemos olvidado que Alemania cometió el primer genocidio del siglo XX.

No hemos olvidado a los pueblos Herero y Nama del suroeste de África, que fueron víctimas de ese genocidio.

No hemos olvidado a los millones de judíos asesinados por Alemania en la década de 1940.

No hemos olvidado cómo Alemania se convirtió en un aliado y donante clave de Israel en el periodo de formación de ese Estado.

No hemos olvidado cómo Alemania ayudó a afianzar el sistema de apartheid de Israel.

No hemos olvidado cómo Alemania respaldó financieramente a Israel para que la propia Alemania pudiera ganar respetabilidad tras el Holocausto.

No hemos olvidado cómo Alemania se ha negado a aprender las lecciones de su pasado.

No hemos olvidado cómo Alemania ha reprimido últimamente las protestas en sus propias ciudades contra el genocidio de Gaza.

No hemos olvidado cómo Alemania ha intentado convertir en tabú las críticas contundentes a Israel.

No hemos olvidado que Ursula von der Leyen es una representante de Alemania que se hace pasar por la jefa de Europa.

No hemos olvidado la duplicidad de Ursula von der Leyen.

Y nosotros podemos asegurarle a Ursula von der Leyen que no vamos a olvidar.


*David Cronin es un periodista irlandés y activista político que radica en Bruselas. Es editor asociado de The Electronic Intifada, un portal estadounidense dedicado a la cobertura del conflicto entre Israel y Palestina desde la perspectiva de ésta última. Es autor de los libros Balfour’s Shadow: A Century of British Support for Zionism and Israel y Europe’s Alliance with Israel: Aiding the Occupation.

➜El texto original apareció publicado el 18 de marzo en Substack con el título We won’t forget how von der Leyen enabled a holocaust in Gaza.

Las opiniones expresadas en esta publicación son del autor y no pueden tomarse como una posición de Underground Periodismo Internacional o de sus periodistas.

Views: 16
Otras historias